Islam Hoy No. 16, año III, septiembre-octubre 2011

EDITORIAL

La época que vive nuestra sociedad es tremendamente curiosa. En muchas ocasiones se le llama “la época de la información”, y en ella los medios de comunicación, especialmente los digitales, se han convertido en las grandes fuentes de “conocimiento”. Cualquier noticia, evento o documento es traducido a otro idioma y enviado a otra parte del mundo en cuestión de minutos.
Esta situación no es ajena al mundo islámico y así nos encontramos con importantes eruditos y estudiosos de los libros con un completo dominio del Fiq, la Sirat, el Hadiz y el Corán, en multitud de idiomas. No quiero ser yo quien critique todo este despliegue de medios intelectuales, muy al contrario, me parece que avanzar en la búsqueda de estas valiosas herramientas es recomendable y muy loable.
Pero entiendo que ser conocedor de este tipo de ciencias y nada más equivale al cocinero cuya cocina está dotada de un gran despliegue de utensilios y él mismo se ha formado con multitud de cursos y estudios al más alto nivel pero que no cocina ningún plato.
En definitiva, como me decía hace unos días un hombre de conocimiento, necesitamos amal, necesitamos acción. Cada clase, discurso o jutba no sirve de nada si no se aplica de forma práctica y se convierte/constituye en herramienta de la acción, y esto es una responsabilidad individual de cada uno de nosotros.
Desde ISLAM HOY quiero hacer un llamamiento a la acción, acción sincera por Allah, entendiendo que cometeremos todo tipo de errores y que pasaremos dificultades pero que el éxito está garantizado por Allah.
Pido a Allah que nos dé una intención correcta y que nos guíe por la senda del conocimiento útil, Amín.

El director: Malik A. Ruiz

A %d blogueros les gusta esto: