ISLAM HOY 37, año VII, marzo – abril 2015

Estimados lectores de ISLAM HOY,

Imam Al-Gazzali vivió en la segunda mitad del siglo XI y ha sido desde entonces una referencia de conocimiento para todos los musulmanes. La secuencia más famosa de Imam Al-Gazzali es cómo siendo un reputado erudito en la ciudad de Bagdad abandonó su posición, familia, amigos y todo elemento de su vida para embarcarse en la búsqueda del mas profundo conocimiento sufí, viajando por diversos países en soledad y en un profundo estado de reflexión.

La obra de nuestro erudito es muy extensa, pero quiero hacer referencia a un pasaje de un escrito titulado “Carta al discípulo”. Esta carta es una respuesta a unas preguntas que uno de sus alumnos le hace llegar respecto a cómo orientarse.

Imam Al-Gazzali escribe una extensa respuesta dotada de erudición, referencias coránicas, vivencias del propio Al-Gazzali y un extenso conocimiento de las ciencias del Din y de su experiencia vital. Al principio del escrito le dice: “¡Hijo mío! Si conoces la tradición, no tendrás necesidad de mucha más ciencia”. Y continua diciendo: “Un día el Profeta, que Al-lah le bendiga y le conceda paz, le dijo a uno de sus Compañeros: ‘Trabaja para la vida de aquí abajo en la medida en que vas a residir en la Tierra, trabaja para la vida futura en la medida en que debes residir allí, trabaja para tu Señor en tanto necesites de Él y trabaja para el fuego del Infierno en la medida en que seas capaz de soportarlo”.

La conciencia de la presencia de Al-lah es la base sobre la que debe asentarse la vida de todo creyente; trabajando con la certeza de que solo a Él tendremos que rendir cuentas, apartándonos de lo prohibido y protegiéndonos de las provocaciones. Nuestro amado Profeta Muhámmad, que Al-lah le bendiga y le conceda paz, es nuestra referencia de comportamiento, nuestro modelo a seguir. El Din de Al-lah es completo y primigenio. No puede ser atacado ni alterado, y el plan de Al-lah prevalece sobre cualquier otro plan.

Pido Al-lah que proteja a los musulmanes de todo el mundo, especialmente a los que son atacados; y pido a Al-lah que nos dé fortaleza, discernimiento y un conocimiento puro.

Assalamu aleikum

Malik A. Ruiz

Director

A %d blogueros les gusta esto: